Una comida con vistas a Sevilla

En el faro de Triana, dejando atrás los arcos del puente de Isabel II, se encuentra MaríaTrifulca, un reciente establecimiento inaugurado el pasado verano pero que ya se ha convertido en uno de los enclaves gastronómicos principales del arrabal por su buen hacer y por ser un balcón hacía la Sevilla más patrimonial.

A las puertas de uno de los barrios más antiguos de la ciudad, el restaurante MaríaTrifulca ofrece unas vistas singulares a la par que deleita a sus clientes con una carta cuidadosamente construida y pensada para seguir manteniendo aquellos sabores más tradicionales pero sin abandonar un constante proceso de evolución e innovación culinaria.

MaríaTrifulca no sólo es un espacio destinado a la gastronomía, sino que el edificio sobre el que se asienta ha sido uno de los enclaves más reconocidos del popular barrio sevillano. Esta construcción albergó la antigua estación marítima, de la cual zarpaba un barco de vapor teniendo como destino Sanlúcar de Barrameda, y también, ha servido a modo de semillería y abacería hasta los años 80 cuando se transformó en el espacio gastronómico que se conoce hoy en día. Al cruzar el umbral de la puerta, la decoración de estilo industrial simula el interior de una  antigua embarcación gracias a sus inmensos ventanales y una espléndida barra con forma de U.

MariaTrifulca

Un ambiente cargado de ladrillo visto, forja, hierro y madera, adereza una propuesta gastronómica que abraza el marisco, el pescado de lonja y un amplio abanico de arroces y guisos, entre los que destaca los de carabinero y langostinos. Esta minuciosa selección se ve acompañada de una gran variedad de carnes y recetas que le ponen el broche final a una carta puesta en marcha por Germán Franco (chef gastronómico)  y Antonio Casado (jefe de cocina).

Otra de sus atracciones con parada obligatoria es su carta de vinos. El restaurante cuenta con una impecable bodega dónde se puede encontrar al perfecto acompañante para tu elección gastronómica.

El emplazamiento abre sus puertas a las 12:30 del mediodía y estira su horario hasta las 2:00 de la mañana, tiempo en el que se transforma en un perfecto club nocturno para pasar una velada romántica en la ribera más concurrida del río Guadalquivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *