Torre de los Perdigones, producto y tradición

torre perdigones sevilla terraza

El restaurante Torre de los Perdigones ocupa su lugar en la gastronomía sevillana a base de producto y tradición. Dos poderosos argumentos para ganarse a los vecinos y visitantes de Sevilla. Una amplia terraza, conciertos y cócteles completan la oferta para que no te lo pienses. En el límite norte del casco histórico, el quiosco de la torre se asoma y se ofrece a la ciudad.

En efecto, la Torre de los Perdigones se encuentra en el perímetro de la Sevilla extramuros. Entre la Barqueta y la Puerta de la Macarena, en un amplio parque tan apropiado para familias como para eventos.

Con un espacio así, era de esperar una espectacular terraza. Y vaya si la tiene, ideal para las noches de verano y para esas tardes de invierno. Para cualquier momento del año en realidad.

En ella sirven auténticas delicias donde lo que manda es el producto. Cuestión de calidad. Y de respeto a esa materia prima tan apreciada. Por eso, qué mejor que la tradición para tratar las carnes, los pescados, los arroces, las verduras como mejor saben.

¿Cómo podría ser aún mejor? Pues disfrutando de un café o de sus cócteles a la caída del sol. En largas noches estivales, cuando refresca en el parque. O en celebraciones de todo tipo, cuando el restaurante de la Torre de los Perdigones sabe estar a la altura.

Tómese esa altura en sentido metafórico, pero también literal, pues se puede subir a lo alto de sus 45 metros. Desde las alturas se contempla Sevilla al natural o a través de su cámara oscura. El milenario ingenio óptico te enseñará la ciudad como no la habías visto, prueba a ver.

Así que producto, tradición y entorno. Sí, añade el espacio y tendrás razones suficientes para volver y volver al parque de la Torre de los Perdigones.

tarde restaurante torre perdigones sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *