Siguiendo el rastro del taconeo

En los años cincuenta, el revuelo de los volantes y el compás de las palmas marcaron el nacimiento de la empresa El Patio Sevillano, un templo donde se le hace culto al flamenco y se lucha por conservar las raíces tradicionales de España.

En un primer momento, este local fue puesto en marcha en la plaza del Duque y no fue hasta el 1973 cuando esta empresa se trasladó a a localización en la que está ubicada hoy en día.

El Patio Sevillano se ha convertido en uno de los enclaves dedicados al flamenco con más prestigio y éxito de la capital sevillana, pero esto no ha sido así por arte de magia. El tablao arrastra una estela de talento e intensidad y ha contado con las innumerables visitas de grandes estrellas del flamenco como Lola Flores, Miguel Boceta y Matilde Coral.

Este escenario no solo ha actuado en el ámbito del ocio sino que estas tablas también han sido las responsables del éxito de otros muchos artistas de renombre en el ámbito del flamenco. Este espacio ha servido como centro de formación e inspiración para muchos.

Esta institución del flamenco no sólo ha cosechado el reconocimiento de un público fiel, sino que también ha sido galardonado con multitud de premios gracias a sus trabajadores y a la empresa en sí. Algunos de los premios acopiados han sido el primer premio en la Carrera Nacional de Camareros del día Mundial del Turismo en 2001, medalla otorgada a los socios más antiguos de la Asociación de Hostelería de Sevilla o ser reconocido como el primer clasificado en la novena final de la Liga Nacional de Camareros en Barcelona.

Este local estructura sus espectáculos en dos pases de una hora y media de duración cada uno cuenta con dos pases, a las siete y a las nueve y media y cada espectáculo presenta una duración de una hora y media.

La empresa cuenta con una sección dentro su página web donde se pone en venta un merchandising relacionado con el flamenco. Además, dispone de un apartado donde la página web ofrece un tour virtual del tablao, permitiendo así realizar un recorrido por las instalaciones del lugar previamente.

Arraigado en una raíces de las que no reniegan, este tablao seguirá llevando el compás de la guitarra por toda Sevilla y ofreciendo a todo aquel que entre trasladarse a un mundo lleno de salero y arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *