Catedral

catedral sevilla

La Catedral de Sevilla es el mayor edificio gótico del mundo, el tercer templo más grande de la cristiandad (después de San Pedro de El Vaticano y San Pablo de Londres) y, en términos turísticos, la atracción número 1 de la ciudad. Es el lugar más visitado y el epicentro de lo que ver y hacer en Sevilla. Está compuesta por un sinnúmero de obras de arte, curiosidades y leyendas que parece imposible abarcar en este post. Así que vayamos a la esencia con diez cosas que debes conocer de la Catedral de Sevilla.

1. Fue construida en el tiempo récord de 70 años en estilo gótico, con ampliaciones posteriores que añadieron los estilos renacentista y barroco.

2. Se levantada sobre la Mezquita Mayor, que fue sacralizada con la conquista de Sevilla por Fernando III de Castilla en 1248. Del templo musulmán conserva el minarete, conocido como la Giralda, y el Patio de los Naranjos.

3. Fue Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco junto a la Giralda, el Real Alcázar y el Archivo de Indias en 1987.

4. Todas las procesiones de la Semana Santa de Sevilla hacen estación de penitencia hasta la Catedral, realizando de manera obligatoria el trayecto entre la Campana y el templo, que se conoce como Carrera Oficial

5. Es la segunda pinacoteca de la ciudad, tras el Museo de Bellas Artes, por número y valor de las pinturas que custodia.

6. En su interior se encuentran los restos de Cristóbal Colón. Es un imponente mausoleo con cuatro figuras que representan los cuatro reinos de España en los tiempos del Descubrimiento de América.

7. También se conserva en la Catedral el cuerpo incorrupto del rey Fernando III, cuya cripta se abre cuatro veces al año: el 14 de mayo, en recuerdo del traslado definitivo a su urna de plata; el 30 de mayo, día de San Fernando; el 22 de agosto, como remate de los cultos a la Virgen de los Reyes; y el 23 de noviembre, día de la conquista de Sevilla.

8. Las cubiertas de la Catedral son igualmente visitables, permitiendo un recorrido por las alturas con excelentes vistas de Sevilla y del propio templo.

9. Se encuentra rodeada de cadenas que descansan sobre columnas de mármol, algunas traídas del yacimiento romano de Itálica. Este acordonamiento se estableció en el año 1565 para delimitar la jurisdicción civil de la religiosa, dejando fuera a los mercaderes que en el siglo XVI llegaban a invadir el templo en los días de lluvia y permitiendo que personas perseguidas pudieran acogerse a sagrado.

10. Cuenta con varias puertas monumentales: la Puerta del Perdón, que fue entrada principal de la mezquita almohade, culminada después en estilo manierista; la Puerta de la Concepción, en estilo gótico; la Puerta de los Palos, con su icónico relieve de la Adoración de los Magos; la Puerta de la Campanilla, con relieve de la Entrada en Jerusalén; la Puerta del Príncipe, acceso de la visita cultural, presidida por el Giraldillo; la Puerta de San Miguel, ya en la Avenida de la Constitución; la Puerta de la Asunción, la de mayores dimensiones; y Puerta del Bautismo, simétrica de la de San Miguel.

«Hagamos una Iglesia que los que la vieren labrada nos tengan por locos»