La magia se hace en la cocina

En la estrechez de la calle Galera se encuentra La Brunilda, un gastrobar que se está haciendo un hueco entre la gastronomía sevillana por la originalidad que emplea en sus tapas y el perfeccionamiento que ejecuta en su elaboración.

En pleno centro y codeándose con algunos de los mejores bares de copas de Sevilla como son el Rockefeller o el Kabuki, La Brunilda es uno de esos sitios que cuentan con todos los requisitos necesarios para cosechar éxitos constantes. Así mismo, el restaurante se ha convertido en uno de los lugares favoritos para el sector turístico ya que es fácil ver entre su clientela una gran diversidad cultural.

Su cocina es alabada y aclamada por el sector culinario gracias a su incansable invención a la hora de servir los platos.

La luz tenue y los techos altos dan paso a algunas de las tapas más reclamadas por el público que frecuenta este establecimiento. Bacalao confitado con crema de coliflor y butifarra blanca es uno de los platos que conservan uno de los ingredientes más tradicionales como es el bacalao, combinándolo con una crema de coliflor poco usual para los comensales y una deliciosa butifarra blanca.  La Presa ibérica con batatas glaseadas, crema de Idiazábal y pistachos es otro de los platos estrella del lugar y recibe el abrazo de los comensales cada vez que el bar se llena.

El postre también es una de aquellas estaciones con parada obligatoria. Las Torrijas con Dulce de Leche mezclan costumbre e historia y es catalogado como uno de los postres más indispensables para los golosos.

El restaurante no solo abarca la innovación en su cocina, sino que también cuenta con su propia página web, desde la cual se puede acceder a la carta del gastrobar a la par que puedes leer testimonios de la clientela o incluso dejar tu propia valoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *