La brújula que dirige al mar

En uno de los puntos más transitados de Sevilla, próximo a la capilla del Baratillo y situado en la Calle Adriano, se encuentra el restaurante Bajo Guía. Con un escaparate que ya deja volar la imaginación, invita a entrar y a perderse en una carta completa de marisco, pescado fresco y guisos marineros como bandera de su barco.

Con una decoración sobria y agradable, el gastrobar maneja con una exquisitez intachable una tripulación de alimentos que conserva el aire de una cocina inspirada en la tradición más mediterránea.

Sanlúcar de Barrameda, es sin ninguna duda, la capitana del barco. Actuando como materia prima, el municipio gaditano presta todo su ser, gastronómicamente hablando, y trae a la cocina de este espacio marinero los olores más salados y frescos del mar.

Especializados en pescado, el restaurante trabaja la corvina y el choco con clase y un manejo insólito, pero no sólo se queda ahí. También elabora otras recetas típicas como las papas aliñás, la tortilla de camarones o los garbanzos de langostinos.

De igual forma, Bajo Guía trabaja paralelamente con un vino cuidadosamente seleccionado entre el que destaca las jarras de manzanilla en rama Barbiana.

El lugar cuenta con diferentes espacios en los que poder poner en marcha distintas celebraciones, a la para que posee una terraza muy atractiva la cual tiene un aforo para cuarenta comensales.

A pesar de tener un precio elevado, pero justificado con la calidad, hace juicio a la cuenta y te deja disfrutar de una experiencia marinera y trasladarte con un simple bocado muy lejos del sitio en el que todo comenzó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *