Fusión tradicional y vanguardista para el foodie

En el sevillano barrio de Nervión, se puede disfrutar de una de las últimas aperturas en la Gran Plaza. Se llama Rocala y sorprende tanto su fachada y decoración como su cocina. Perteneciente al grupo hostelero Grupo La Raza, su concepto de restaurante mezcla la comodidad y una decoración digna de revista en un ambiente muy agradable.

La cocina fusión de este local, a cargo del chef Antonio Rodríguez Bort, apuesta por las nuevas tendencias gastronómicas con productos frescos y de temporada. La presentación de sus platos es de lo más vanguardista y creativa, sin embargo, sus sabores tienen un fondo tradicional y auténtico. Buscan recuperar la importancia de la sobremesa y poner en valor que ese espacio de tiempo en el que nos gusta estar tranquilos también puede darse en el interior de un restaurante.

Este local es un claro homenaje al fundador del Grupo la Raza puesto que se forma de la unión de dos apellidos: Rodríguez y Cala. Se define como “la propuesta gastronómica más canalla y atrevida”. No estamos seguros de si es así o no, pero sabemos que sus platos triunfan, entre ellos la presa con boniato, las gyosas con gambas al ajillo o el fresón de foie. Cuenta con una plantilla de profesionales joven y educada, no se les escapa un detalle. Buscan cuidar al cliente y eso se nota.

Destaca también una correcta selección de vinos que ponen a disposición del comensal en una carta de lo más divertida. Entre lo más chic de toda la oferta de este establecimiento podemos encontrar sus copas al ritmo de la música de un DJ en directo.

Recientemente, el foodie sevillano ha escogido este local como la mejor apertura de 2016 por votación popular. Un galardón más a la lista de premios que ya ha conseguido desde su inauguración el pasado año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *