El mar de Triana

La mítica Pagés del Corro alberga entre las fachadas de sus dos aceras un lugar que hace que Triana huela a sal, Cómete el Mar.  Trasladando el aire marinero a los adoquines de la calle, Cómete el Mar se define como un espacio gourmet especializado en los productos del mar. Dentro de su amplia oferta salada se pueden encontrar productos que van desde una simple lata de Sardinillas, con un precio asequible, a otros productos que presentan un formato y una calidad más exclusiva como la Ventresca de Atún Rojo o Angulas.

A raíz de una idea que nació por la falta de este tipo de negocio en el barrio trianero, Isabel Mauri, dueña del local, abraza a un producto que comprende a toda la península. Como si de un tren se tratara, esta tienda especializada viaja por distintos lugares de España donde los productos marinos toman un especial cariz.

De Galicia y la cornisa cantábrica: mejillones, navajas, berberechos, pulpo, anchoas…; más al sur, en Andalucía: distintas variedades de atún, melva y caballa de Andalucía y sardinillas, boquerones fritos. Por otro lado, el establecimiento cuenta con salazones y ahumados, hallándose entre ellos el salmón, la mojama o el bacalao. Asimismo, disfruta de algunos productos elaborados con pescado o marisco como el marmitako, el bacalao al ajo arriero o los calamares en salsa y otros más innovadores como: el agua de mar, perfecta para la cocción de mariscos; algas, en salazón y deshidratadas; o cerveza negra elaborada con agua de mar.

Acompañando a estos platos, los vinos. La tienda abarca extensa carta de vinos seleccionados, cuyo origen, principalmente, es gallego o andaluz. El local contiene a su vez, un pequeño espacio situado en la trastienda donde se puede encontrar una pequeña y coqueta cocina donde Isabel prepara cuidadosamente aquellos manjares que serán ofrecidos al público próximamente.

El comercio posee una plataforma online donde se pueden adquirir los distintos artículos ofertados, de la misma manera que ponen a la disposición de los clientes un servicio de traslado de estos productos a los distintos hogares. Además, la página web ofrece un apartado de productos elaborados concienzudamente para regalar en ocasiones especiales presentando así una oferta única y curiosa.

Cómete el mar cuenta con un espacio donde se ponen en marcha distintos talleres de cocina, degustaciones de productos o catas. También organizan eventos como la visita a una fábrica de conservas y salazones en Barbate, sujetando el planteamiento de que los clientes valoren y conozcan el origen de los distintos productos.

El mar estará lejos, pero su gastronomía está más cerca que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *