Cumpliendo sueños desde las alturas

¿Quién no ha soñado nunca con volar? ¿Con ver el mundo desde las alturas? Ahora esto es posible gracias a Gloobo. Con un colorido globo aerostático, Gloobo se hace cargo de cumplir los deseos de aquellos que no temen al vértigo a través de un viaje por las campiña sevillana.

Gloobo es una empresa joven pero cuenta con equipo que aúna más de 20 años de experiencia en el oficio. Los distintos profesionales que forman parte de él, han trabajado en mundo de la aerostación y la ingeniería.

El día comienza al amanecer. A primera hora de la mañana el equipo se lanza a recoger a los pasajeros que montaran en el globo y dan paso al recorrido, el cual dura en torno a los 60-70 minutos. Durante esta hora, los clientes deben agudizar sus sentidos para entrar en contacto con todo lo que les rodea.

Tras este intrepidante trayecto, Gloobo ofrece un desayuno andaluz compuesto por un zumo de naranja, café y tostadas con jamón serrano y aceite de oliva, pero eso no es todo. El equipo también transporta un par de botellas de cava que descorchan en honor a los pasajeros al mismo tiempo que hacen entrega de un diploma de vuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *