¿Alguna vez has visitado un museo con los ojos cerrados?

Descubre de noche el museo del pintor de la Giralda a través de los sentidos. El oído será el primero en entrar en escena, a través de las detalladas descripciones , irás trazando las primeras pinceladas en tu imaginación. Le seguirá el tacto, podrás tocar los cuadros y pinceles con los que las manos del pintor han creado las obras de arte.

El intenso olor del azahar o las flores se mezclarán para crear paisajes de aromas en tu mente, junto a diferentes sabores que inundarán tu paladar.

¡Ven a experimentar el arte como nunca lo has hecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *