30 años no son nada

La gastronomía tradicional y la tapa de autor se convierten en protagonistas de la propuesta gastronómica de El Pasaje. Con el centro de Sevilla como marco de ensueño, su cocina cuenta con una carta tradicional de exquisito acabado.

Con tres espacios (bar, tapas y Santa María la Blanca), El Pasaje demuestra que se puede evolucionar durante 30 años con una cocina que respeta el producto local pero con su propia impronta.

En su carta se pueden encontrar entrantes tradicionales con nuevos sabores como las croquetas del chef o el queso de cabra gratinado. A parte de diferentes propuestas de ensaladas, El Pasaje ofrece lo mejor de la lonja, destacando el tartar de salmón y el ceviche de pez mantequilla y de la carne con propuestas como el tataki de solomillo, el burrito de secreto ibérico y la hamburguesa de novillo.

Ademas, es fundamental pasar por las recomendaciones de Dani Bendala, donde Inés Rosales toma un protagonismo mezclando sus tortas tradicionales con pollo al curry y salsa chili dulce y su versión naranja viene acompañada de crema de aguacate, salmón marinado y vinagreta de rúcula y tomate.

Completan su carta otras propuestas acertadas como el arroz rojo con pollo picante, el pollo tika masala con arroz negro y la focaccia de cola de toro. Sin duda, un menú que hace que la experiencia gastrónomica de El Pasaje sea una apuesta segura por la calidad y el buen hacer en sus fogones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *